Volar con una silla de ruedas o muletas

¿Viajas con tu propia silla de ruedas o caminas con muletas? ¡Te ayudamos a que tu viaje transcurra de la mejor forma posible! Si viajas con una silla de ruedas, procura presentarte en el aeropuerto con más de 2 horas de antelación a la salida del vuelo. De hecho, serás el primero en embarcar. 

Comunicar que viajas con una silla de ruedas

Puedes comunicarnos con una antelación mínima de 48 horas a la salida de tu vuelo que viajas con una silla de ruedas. Así dispondremos de tiempo suficiente para comunicarlo al aeropuerto y a nuestro personal de a bordo. Puedes informar sobre su transporte al efectuar la reserva de tu vuelo, online, mediante Mi Transavia o a través de nuestro centro de atención al cliente.

¿Qué te espera en el aeropuerto?

  1. Puedes utilizar tu propia silla de ruedas hasta el mostrador de facturación. Allí será recogida y transportada como equipaje facturable. 
  2. El personal del aeropuerto te acompañará adecuadamente al y desde el avión. 
  3. ¿Ya has facturado en casa? Dirígete entonces en el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol al mostrador de asistencia de la sala de salidas 1. En ciertos aeropuertos no hay mostrador de asistencia. Por eso, dirígete siempre al mostrador de facturación en los demás aeropuertos.
  4. Procura llevar desmontadas las piezas sueltas de tu silla de ruedas (como el acumulador o la batería) antes de facturar. 
  5. Después del vuelo, podrás recoger tu silla de ruedas en la cinta transportadora de equipajes de la sala de llegadas.

¿Cómo se transporta tu silla de ruedas?

  1. Sillas de ruedas sin batería

    Tu silla de ruedas será recogida en el mostrador de facturación y transportada en la bodega de carga.
  2. Sillas de ruedas eléctricas (con batería)

    Puedes llevar con nosotros una silla de ruedas con batería seca o húmeda. Comunícalo inmediatamente al reservar o a través de Mi Transavia. Tu silla de ruedas solo puede transportarse en posición vertical si mide 86 cm como máximo.

    Condiciones de transporte de baterías secas (a prueba de fugas):
    • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • La batería no necesita embalarse.
    Si la batería seca no puede desmontarse, se aplican las condiciones siguientes:
    Lleva un interruptor principal/maestro en posición de apagado
    o
    Lleva una unidad de control que puedas desmontar

    Condiciones de transporte de baterías húmedas (que no sean a prueba de fugas):
    • Tu silla de ruedas y la batería se transportarán en posición vertical (86 cm como máximo);
    • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • ¿Tu silla de ruedas mide más de 86 cm? Desmonta entonces la batería. De hecho, debemos transportar la silla de ruedas de lado. Procura transportar la batería húmeda en un embalaje a prueba de fugas.
    Requisitos para el embalaje de las baterías:
    • El embalaje deberá ser a prueba de fugas y anticorrosivo;
    • La batería deberá protegerse contra daños causados por su colocación en la bodega de carga;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • La batería deberá fijarse en el embalaje en posición vertical;
    • La batería deberá envolverse con suficiente material absorbente para que pueda embeber el contenido completo de la misma;
    • En el embalaje ha de figurar la siguiente inscripción: BATTERIES, WET, WITH WHEELCHAIR y llevar la etiqueta de peligro: CORROSIVE (corrosivo) así como etiquetas de orientación del paquete.
  3. Moto eléctrica para discapacitados

    Viajas con una moto eléctrica para discapacitados. Comunícalo inmediatamente al reservar o a través de Mi Transavia. Solo se puede transportar una moto eléctrica para discapacitados en cada vuelo. Tu moto eléctrica para discapacitados solo puede transportarse en posición vertical si mide 86 cm como máximo.

    Condiciones de transporte de baterías secas (a prueba de fugas):
    • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • La batería no necesita embalarse.
    Si la batería seca no puede desmontarse, se aplican las condiciones siguientes:
    Lleva un interruptor principal/maestro en posición de apagado
    o
    Lleva una unidad de control que puedas desmontar

    Condiciones de transporte de baterías húmedas (que no sean a prueba de fugas):
    • Tu silla de ruedas y la batería se transportarán en posición vertical (86 cm como máximo);
    • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • ¿Tu silla de ruedas mide más de 86 cm? Desmonta entonces la batería. De hecho, debemos transportar la silla de ruedas de lado. Procura transportar la batería húmeda en un embalaje a prueba de fugas.
    Requisitos para el embalaje de las baterías:
    • El embalaje deberá ser a prueba de fugas y anticorrosivo;
    • La batería deberá protegerse contra daños causados por su colocación en la bodega de carga;
    • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante;
    • La batería deberá fijarse en el embalaje en posición vertical;
    • La batería deberá envolverse con suficiente material absorbente para que pueda embeber el contenido completo de la misma;
    • En el embalaje ha de figurar la siguiente inscripción: BATTERIES, WET, WITH WHEELCHAIR y llevar la etiqueta de peligro: CORROSIVE (corrosivo) así como etiquetas de orientación del paquete.

Asiento a bordo

Por razones de seguridad, si viajas en silla de ruedas o con muletas, no podrás ocupar un asiento junto a las salidas de emergencia. ¿Vas en silla de ruedas? En ese caso, no puedes reservar un asiento. Procuraremos asignarte el asiento más adecuado a bordo.

Salida del y llegada al aeropuerto

Al llegar a tu destino, puede ocurrir que en el aeropuerto no haya pasarela. Se utilizará entonces una escalerilla para descender del avión. ¿No puedes subir y bajar escaleras? Comunícanoslo con antelación. Te facilitaremos el embarque y desembarque.

Volar con muletas

Si caminas con muletas, no deberás comunicarlo con antelación. A excepción de necesitar ayuda en el aeropuerto y, por ejemplo, si no puedes subir y bajar escaleras. Puedes llevar tus muletas gratis en la cabina. Deberás colocarlas en el compartimento para equipajes situado encima de tu asiento.